Plaza de España de Sevilla
Sevilla Turismo Pueblos de Sevilla Qué ver en...

Plaza de España de Sevilla

La Plaza de España de Sevilla constituye un conjunto arquitectónico encuadrado en el Parque de María Luisa, configura uno de los espacios más espectaculares de la arquitectura regionalista. Se construyó como edificio principal de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 y en sus bancos aparecen representadas todas las provincias de España en paños de azulejos, así como los bustos de españoles ilustres en sus muros.

 

La Plaza de España de Sevilla

La Plaza de España constituyó el proyecto más emblemático de la Exposición Iberoamericana del año 1929. Fue proyectada por el arquitecto sevillano Aníbal González, que también era arquitecto director del evento expositivo, fue ayudado por un buen conjunto de colaboradores, entre los que se encontraba el ingeniero José Luis de Casso y el arquitecto Aurelio Gómez Millán.

 

 

La Plaza de España de Sevilla

Las obras de construcción comenzaron en el año 1914, siendo la primera piedra colocada por Alfonso XIII, y resultando el proyecto más ambicioso y costoso de la Exposición, llegando a trabajar en su construcción mil hombres al mismo tiempo, puede resultar asombroso, cómo una ciudad en situación económica difícil en esos años, se embarcó en un proyecto de semejante magnitud.

 

 

La Plaza de España de Sevilla

La plaza es de grandes dimensiones (200 metros de diámetro), tiene una forma semielíptica, que simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias y mira hacia el río Guadalquivir como camino a seguir hacia América.

 

 

La Plaza de España de Sevilla

Su superficie total es de 50 000 m² cuadrados aproximadamente, de los que 19 000 están edificados y los 31 000 restantes son espacio libre, está bordeada por un canal que recorre 515 m y es atravesado por cuatro puentes. Los edificios que envuelven la plaza se estructuran en un edificio central, alas con edificaciones intermedias que compensan.

 

 

La Plaza de España de Sevilla

Plaza de España de Sevilla. La construcción de la plaza fue auditada por el propio Rey Alfonso XIII, que se hizo a sí mismo responsable de vigilar la adecuada marcha de buena parte de proyectos de la Exposición.El 31 de enero de 1928 Alfonso XIII subió a Torre Norte y contempló que en Sevilla se habían erigido recientemente edificios de 5 o 6 pisos, y comentó al alcalde de la ciudad.

 

 

La Plaza de España de Sevilla

Prohibir que dentro de la capital se levanten casas con muchos pisos. ¡Que no se pierda el carácter de Sevilla. En las afueras bien está; pero en el centro de la ciudad, no. Sevilla tiene su leyenda, tiene su Barrio Santa Cruz, y esas casas únicas que le dan un aspecto que no debe perder

La Plaza de España de Sevilla

En 1928, el mismo Alfonso XIII despachó varios asuntos en la Plaza relativos a la construcción de pabellones y, al contemplar el conjunto de la Plaza de España, afirmó: “Señores, yo sabía que esto era bonito, pero no tanto”.

 

 

Si te ha gustado este artículo te agradecería que lo compartieras  en las redes sociales. Con este gesto me ayudas a seguir adelante con el blog ¡Muchísimas gracias!

Y Si no sabes dónde alojarte aquí te dejo algunos Alojamientos

Si quieres recomendar tu alojamiento y pertenecer a esta gran comunidad viajera puedes hacerlo aquí

Sigue descubriendo Sevilla

 

 

 

 

Valoraciones

0 promedio basado en 0 valoraciones

  • Excecional
    0
  • Muy bueno
    0
  • Interesante
    0
  • Malo
    0
  • Horrible
    0

LEAVE A COMMENT

Foto Luis Lucena Ariza

Abraham Pineda Morales

Viajero incansable amante del turismo, me acompañas? Sígueme que salimos de viaje.

Recientemente has visto ...

ECerro de San Cristóbal de Estepa

Cerro San Cristóbal de Estepa

Ermita de la Vía Sacra Osuna

Ermita de la Vía Sacra Osuna

Necrópolis de Osuna

Necrópolis Tardorromana de Osuna

El Coto de Las Canteras Osuna

El coto de las canteras Osuna

Convento de la Encarnación Osuna

Convento de la Encarnación Osuna

Turismo por España

Descubrimos el turismo por España más cercano, enseñándote rincones y lugares con encanto y historias lugareñas, sin olvidar restaurantes y alojamientos.