El Cristo Negro de Cáceres
Cáceres Turismo pueblos de Cáceres Qué ver en...

El Cristo Negro de Cáceres

El Cristo Negro de Cáceres.Esta talla gótica del siglo XIV fue un encargo de la familia de los Ovando, Juan de Ovando aportó 1.300 maravedíes para su elaboración, aunque se desconoce su autor, si se sabe que se realizó en Cáceres y que para ello se mandó traer la mejor madera de la época, posiblemente del norte de África.

 

 

Sus estatutos establecen que el paso nunca puede salir de los límites de la muralla histórica, por lo que la cruz de guía es el elemento representativo de la Cofradía cuando se efectúa la procesión Magna.
El Cristo Negro de Cáceres
En esta procesión existe un obligado voto de silencio y la cofradía posee un límite de hermanos de entre 50 y 59 cofrades, que procesionan con una túnica negra de monjes benedictinos y con la cara tapada.
El Cristo Negro de Cáceres
Si te ha gustado este artículo te agradecería que lo compartieras  en las redes sociales. Con este gesto me ayudas a seguir adelante con el blog ¡Muchísimas gracias!

Y Si no sabes dónde alojarte aquí te dejo algunos Alojamientos

Si quieres recomendar tu alojamiento y pertenecer a esta gran comunidad viajera puedes hacerlo aquí

                                            Sigue descubriendo Cáceres

 

 

Valoraciones

0 promedio basado en 0 valoraciones

  • Excecional
    0
  • Muy bueno
    0
  • Interesante
    0
  • Malo
    0
  • Horrible
    0

LEAVE A COMMENT

Foto Luis Lucena Ariza

Abraham Pineda Morales

Viajero incansable amante del turismo, me acompañas? Sígueme que salimos de viaje.

Recientemente has visto ...

Capilla Santísimo Sacramento

Capilla del Santo Sacramento de Santa Maria Cáceres

Convento de Santa Clara, Cáceres

Convento de Santa Clara Cáceres

Torre de los Sande Cáceres

Torre de los Sande Cáceres

Torre Palacio de Carvajal Cáceres.

Torre Palacio de Carvajal Cáceres

Museo de Cáceres

Museo de Cáceres

Turismo por España

Descubrimos el turismo por España más cercano, enseñándote rincones y lugares con encanto y historias lugareñas, sin olvidar restaurantes y alojamientos.